Yorkshire Terrier

Estatura: Entre los 15 y 20 cm. La altura debe corresponder a su peso reducido.

Peso: Su peso oscila entre los 2, 3 ó 4 kg (4,4lb, 6,6lb o 8,8lb). El peso estándar del Yorkshire Terrier son de unos 3.150 gramos (3,15kg - 6,9lb), existen Yorkshire de más tamaño y viceversa, pero en todo caso solo existe una raza de Yorkshire y esa es la del ejemplar que ronda los 3kg (3.000g - 6,6lb) en edad adulta. El peso mínimo que pueden llegar alcanzar son entre 800g (0,8kg - 1,7lb) y llegar a un máximo de incluso los 7kg (7.000g - 15,43lb). Dentro de este rango, se sigue considerando como un auténtico Yorkshire Terrier.

El Yorkshire Terrier denominado "Toy", que en inglés significa ‘juguete’, no está registrado como una raza independiente. Existe la creencia popular de que hay tres tamaños de Yorkshire: Toy, Estándar y Grande.

Los Yorkshire de tamaño muy reducido suelen sufrir de enanismo y raquitismo así como tener patologías cardíacas. Un perro no se debe de adoptar por su peso sino por su calidad. Algunos criadores con intenciones lucrativas suspenden la alimentación de la madre unas semanas antes del parto para conseguir crías más pequeñas. Esta malnutrición se traduce en problemas de huesos y articulaciones que padecen en su edad adulta.

Muchas exposiciones caninas en los que participa el Yorkshire Terrier están limitadas a un peso mínimo de unos 2kg (4,4lb), las más exigentes solo aceptan ejemplares que ronden los 3kg (6,6lb) edad adulta.

Se recomienda siempre para la cría, machos y hembras de pesos similares. Lo recomendable es que el macho pese algo menos que la hembra, naturalmente no es recomendable juntar una hembra de 1kg (2,2lb) con un macho de 3kg (6,6lb), ya que este puede dar crías grandes que dificulten la gestación de la hembra.

Un pequeño ejemplo del cruce entre Yorkshire Terrier rigiéndonos por su peso:

Hembra: 1kg-2kg >> Macho: 1kg-1,5kg

Hembra: 2kg-3kg >> Macho: 1kg-2.5kg

Hembra: 3kg-4kg >> Macho: 2kg-3.5kg

Hembra: 4kg-7kg >> Macho: 3kg-6.5kg

Su vida: La vida de un Yorkshire Terrier de un tamaño de 2kg a 4kg (4,4lb a 8,8lb) es de hasta 15 años, más de ahí se considera extraordinario.

Los Yorkshire Terrier de menos peso, menor a 2kg (4,4lb), suelen tener un vida más corta, rondando entre los 9 años y 12 años.

Por lo general es un perro que aguanta muy bien el paso de los años, con un mínimo de cuidados y cuidando su alimentación.

Es un excelente animal de compañía. Posee las características de valor y tenacidad propias de los terriers, y su tamaño pequeño le hace ser muy manejable. Sabe comunicar sus sentimientos e intenciones. No le gusta estar solo.

El Yorkshire Terrier tiene muy potenciado el instinto de protección positivo para estimular en los humanos una actitud favorable hacia ellos. Es un perro de una gran vivacidad e inteligencia que puede llegar a intuir el estado de ánimo de su amo. Es muy fiel pero tiene un temperamento un tanto brioso (dado su pasado de cazador de roedores) y suele tornarse caprichoso y desobediente cuando está excesivamente consentido. Es un perro y, como todos, necesita ejercicio físico, todo el que se le pueda dar (en relación con sus capacidades). Se puede tener en casa como cualquier otra mascota pero ellos prefieren lugares amplios y ventilados. Además, suele tener muy buena relación con niños y personas mayores.

Es un buen guardián y protege muchísimo a su amo. Algún tipo de "Yorkie" suele tener mucho miedo cuando conoce a una persona nueva, son muy tímidos al principio pero a poco pierden el miedo y se vuelven más confiados y enérgicos. También, es un perro cazador por lo que puede ser utilizado perfectamente como perro de caza menor, por que gracias a su tamaño, puede entrar perfectamente en una hura de conejo y hacerse con la presa.